Adorable

Lo que me preocupa mucho es la devaluación de las palabras. Cuando a una tardía adolescente anoréxica se la llama Diosa... Bueno, eso es un buen indicio de para dónde van las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario